Adiestramiento en residencia

La fórmula más tradicional de adiestramiento: dejanos el perro durante un mes, aproximadamente, y completaremos un adiestramiento en obediencia básico (sentado, tumbado, quieto, junto). Es idoneo para personas con poco tiempo o paciencia para enseñar.......pero no tiene por objetivo suplantarte como referente del perro.

Los perros son animales sociales que pueden establecer diferentes tipos de relación con diferentes individuos. En el adiestramiento en residencia una de las mayores dificultades será conseguir que el perro obedezca a su dueño del mismo modo que lo hace con el adiestrador. Esto va a exigir al dueño aprender sobre como relacionarse con el perro y como utilizar los comandos y los refuerzos.

Otra dificultad frecuente es conseguir que el perro obedezca cuando está emocionado o excitado (los dueños suelen quejarse de que el perro es bueno y obediente en casa, pero que no hace ni caso cuando está en el parque con otros perros o cuando persigue un gato). Nosotros esto lo solucionamos trabajando al perro en presencia de ovejas......no para conseguir que pastoree bien.....sino para buscar trabajar la obediencia en condiciones de excitación........suele ir genial.

Si quieres más información sobre este servicio no dudes en consultarnos. Gracias.