La obsesión en el Border Collie

 

En esta sección dedicada al comportamiento típico del Border Collie no podía dejar de hablar de su caracter obsesivo como una de las características que más problemas causan a muchos propietarios.

 

Ya lo he comentado, pero lo reitero, la obsesión (por su trabajo, por las ovejas, por hacerlo bien, como pasión....) es una gran virtud de la raza para el cometido que fue creada. Sin embargo, esta virtud puede no serlo tanto en otro tipo de contexto. Debemos ser muy cuidadosos con la educación de estos perros, para que no vivan obsesionados (y frustrados, excitados, nerviosos). Esta obsesión puede estar dirigida hacia pelotas, bicicletas, gatos, niños, corredores.......

 

border collie es un perro obsesivo

Aunque pueda parecer que la obsesión por las pelotas o los frisbees no son perjudiciales comparadas con la obsesión por las bicicletas o los coches, hay que decir que todo puede estar relacionado y que, además, ese tipo de obsesiones son estresantes para el perro y no le dejan ser, sencillamente, un perro feliz.

 

Suelo contar mi experiencia con Brisa, mi primera border collie. Me gustaba salir con Brisa a dar largos paseos por el campo y nuestro lugar preferido era un pinar donde abundaban las piñas. Al ver como le gustaba a Brisa acudir raudamente a por las piñas que mis pies hacían rodar, comencé a tomar la costumbre de patear piñas para que ella las atrapara. La característica obsesión de los Border hizo el resto y enseguida Brisa ya no corría por el bosque, no se bañaba en los arroyos, no olisqueaba el rastro de los corzos. solo tenía una idea: atrapar las piñas que mis pies podían desplazar. Evidentemente dejé de patear piñas a propósito, pero daba igual, ella insistente, obstinada; seguía pendiente de mis pies y de las piñas. Finalmente tuve que dejar de pasear con ella por aquellos pinares tan agradables.

 

Pues si ya tenemos claro que el Border es un perro que tiende a la obsesión, ¿como vamos a evitarla?.

 

Lo más importante es prevenir. Desde que el cachorro llega a casa tendremos en cuenta no fomentar sus obsesiones. Si es un perro de familia lo reitero, no juegues con pelotas, palos, platillos volantes y demás objetos arrojadizos. También deberás evitar que persiga bicicletas, coches o cualquier otra cosa que se mueva. Para ello utiliza, si lo necesitas, una correa de 10 metros (esta tiene buena pinta). Estate atento a las obsesiones que puede adquirir. He visto perros obsesionados con el movimiento del agua en los arroyos. Se quedan mirando el agua como hipotizados. Si fuera tu caso evita los lugares con agua hasta que el cachorro sea más maduro.

 

Si tu perro ya tiene adquirida alguna obsesión abrá que tratarlo en función de la que se trate. A veces no es posible eliminar esa obsesión pero puedes manejarla. Con los perros muy peloteros puede ayudar colocarle un arnés para jugar. Si siempre lo haces así (y no juegas JAMAS cuando no tiene puesto ese arnés) el perro perderá la expectativa de jugar cuando va sin arnés y podrá "descansar".

 

En el Blog iré subiendo artículos relacionados con este tema y con el tratamiento que deben tener los perros con obsesiones adquiridas.